Ocio para peques

Una guía para padres inquietos

Pintura inflable casera: un DIY con peques fácil y divertido

Deja un comentario

En primer lugar me confieso como nada “manitas” para estas cosas de las manualidades. Pero un día paseando por una tienda y mirando todo sin saber para qué servía cada cosa me llamaron la atención unas pinturas que al secar quedaban con relieve. Se llama pintura inflable o puffy paint y con ella se pueden hacer cosas tan chulas como esta:

puffy paint 2

Imagen tomada de http://www.brit.co

O esta puffy paint 1 Me encantó la idea de estas pinturas con relieve pero no las compré en ese momento porque eran caras. Por eso cuando descubrí en internet que se podía fabricar de forma casera me decidí a intentarlo y la verdad es que salió genial y es super fácil. Básicamente lo único que tenéis que hacer es mezclar cola blanca con espuma de afeitar y luego añadir un colorante. Yo usé unos alimentarios que tenía en casa y que podéis encontrar en casi todos los supermercados. Por supuesto mezclar y echar la espuma le encantó a mi peque y luego ir viendo como tomaba color también. Las cantidades las hice a ojo, debe quedar consistente pero lo suficientemente líquido como para poder pintar después. Tened en cuenta separar tantas partes como colores vayáis a hacer para luego irles dando color individualmente. Necesitareis varios botes de cola o uno grande. Una vez hecha la pintura la podéis meter en recipientes de plástico con boquilla fina tipo biberón de los que se usan para las salsas de decorar en cocina, algo así: biberon cocina Con estos recipientes es muy fácil pintar, solo se presiona y según presionemos y vayamos de rápido controlamos el grosor del trazo. Por supuesto uno para cada color. Si queréis ver el procedimiento detallado hay varios vídeos en youtube, pero el que describe la forma que os cuento y que es la que seguí yo es este:

Después de pintar hay que dejar secar varias horas en un lugar liso para que la pintura no se corra. Ojo con no pintar muy cerca un color de otro porque se mezclan ya que la pintura es aún bastante líquida y no tomará consistencia hasta que se seque bien. El resultado es muy chulo e incluso se pueden poner unos colores encima de otros una vez seco. Dejad que la creatividad fluya y sean los propios peques los que experimenten. Seguro que saldrá una auténtica obra de arte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s