Ocio para peques

Una guía para padres inquietos

Consejos para enseñar valores éticos a nuestros hijos

Deja un comentario

Los sucesos que vemos diariamente en los medios de comunicación, hacen que sea conveniente plantearse la necesidad de enseñar valores éticos a nuestros hijos, tanto en el colegio como en el seno de la familia. Howard Gardner, psicólogo norteamericano,  galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales de 2011 y creador de la teoría de las inteligencias múltiples, en su libro Las cinco mentes del futuro incluye la inteligencia ética como uno de los tipos de inteligencia. La idea de Gardner es mejorar el sistema educativo de forma que mejore la sociedad en un futuro.

El filósofo José Antonio Marina sostiene, en el artículo publicado en su página web el día 2 de febrero de 2015 titulado “Por qué hay que enseñar valores éticos en la escuela”, que: Con frecuencia se levanta la objeción de que la ética no se puede enseñar. La historia lo desmiente. Todas las culturas han transmitido sus morales. Y nosotros también estamos transmitiendo una. Lo que ocurre es que no parece la adecuada a la vista de su incapacidad para resolver conflictos crónicos. Los objetores tienen razón al decir que la ética no es un conocimiento, es un modo de actuar basado en el conocimiento. Como ya dijo el venerable Aristóteles, “lo importante no es saber lo que es bueno, sino hacerlo”. Este problema se ha intentado resolver de varias maneras. Por ejemplo, en Estados Unidos y otros países, introduciendo en la escuela programas de “aprendizaje-servicio”, en los que los alumnos deben participar en actividades de interés social.”

¿Pero cómo podemos enseñar valores éticos a nuestros hijos? A continuación os damos algunos consejos:

  • La filósofa Victoria Camps en su libro “Qué hay que enseñar a los hijos” sostiene que todos los padres queremos que nuestros hijos sean felices, pero que existe un malentendido sobre lo que es una vida feliz. De hecho, según sostiene Camps, la felicidad no consiste en tener todo lo que uno quiere sino que es preciso aprender a que no siempre tendremos lo que queremos y habrá que superar numerosos obstáculos para conseguirlo. Así mismo, sostiene Camps que la satisfacción de cualquier capricho, el recurso a los regalos, confunden la felicidad con la satisfacción inmediata. De esta forma el niño se convence de que sólo teniendo y comprando cosas se puede ser feliz.
  • La responsabilidad es otro de los valores importantes que es fundamenta enseñar a los niños. Desde pequeños los niños pueden asumir alguna responsabilidad acorde a su edad en casa, por ejemplo recoger los juguetes. De esta forma el niño aprenderá el valor del compromiso, con él mismo y con otras personas.
  • Por otro lado, la tolerancia es un valor que les enseñará a integrarse bien en los grupos y a comprender y aceptar la diversidad. El valor de la tolerancia lo pueden aprender los niños a través de los juegos compartidos sin pelear, aprendiendo a no burlase de los demás, a través de los viajes en familia, conociendo culturas diferentes o a través de cuentos.
  • La honestidad quizás sea uno de los valores más destacados a enseñar a nuestros hijos. Aunque durante la primera infancia el niño puede pensar que todo gira en torno a él y que todo le pertenece, poco a poco deberá aprender comportamientos más socializados. El aprendizaje sobre qué se puede hacer y que no y qué conducta es buena y cual no, es fundamental para desarrollar la honestidad. La honestidad es importante, porque engloba conceptos más específicos como respetar a los demás, decir la verdad, ser sincero en las relaciones con los demás. El niño aprenderá todos estos comportamientos específicos para lograr de esa forma ser honesto.
  • Otro de los valores que es necesario enseñar a nuestros hijos es el coraje. Aprenderán a luchar por sus sueños, a conseguir los retos que se propongan, a ser valientes en la defensa de los demás. Para enseñar a los niños a tener coraje, por ejemplo, podemos alentarles a que realicen una actividad y a que la terminen o ayudarles a comprender que los miedos son normales y que se puede luchar contra ellos.

En definitiva, hay multitud de valores (por poner otros ejemplos: la amistad, la perseverancia, la autodisciplina etc.) que podemos transmitir y enseñar a nuestros hijos para que sean unos adultos felices. Y transmitir esos valores es una importante misión tanto de los colegios como de las familias.

Artículo de nuestra colaboradora 

ARANTXA

   Aránzazu Alvaro, 

   escritora 

 

 https://www.linkedin.com/in/aranzazualvaro

https://aranzazualvaro.wordpress.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s